'¿Por qué no yo?' El regreso emocional de Aaron Barrett a los Nacionales completo

    

        

            

    

                       

        

                Gabe Lacques                                         EE.UU. HOY EN DÍA                     

        

            Publicado 3:00 p.m. EDT 4 de septiembre de 2019         

    

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                              

WASHINGTON – Aaron Barrett volvió a llorar el miércoles por la mañana, y fue muy fácil entender por qué.

                                   

Mientras recorría la sede del club de los Nacionales de Washington como jugador activo por primera vez en cuatro años, recordatorios de su primera vida como jugador de Grandes Ligas estaban en todas partes. Aceptó abrazos de ex compañeros de equipo como Max Scherzer y Michael A. Taylor. Su casillero no estaba lejos de su antiguo lugar.

                                   

Claro, el gerente ya no era Matt Williams, la superestrella residente ya no era Bryce Harper, pero el personal de la casa club y las trampas de la casa estaban muy lejos de él cuando salió del montículo del Parque Nacional el 5 de agosto de 2015, le palpitaba el codo después de volar un salvamento.

                                   

En su teléfono, un mensaje de texto en mayúsculas del ortopedista James Andrews transmitió el alcance de su logro: “USTED ES INCREÍBLE”.

                                                                                                                                            

                                

                                                             

                                                                                                                                                                                                                                                       

Y fue una cierta suspensión de creencias lo que permitió a Barrett, de 31 años, superar un par de lesiones devastadoras en los brazos para superar una ausencia de cuatro años y regresar a las ligas mayores.

                                   

La cirugía de Tommy John después de su aparición final fue una cosa. Un húmero roto en su brazo derecho era otra cosa, enviando a Barrett de regreso a la línea de inicio de rehabilitación.

                                   

Y en una espiral de duda.

                                   

“Definitivamente ha habido momentos en que no pensé positivamente. Estuve en un lugar oscuro durante mucho tiempo ”, dice Barrett. “Cuestioné” Por qué yo “durante mucho tiempo. Acabo de empezar a cambiar mi mentalidad (a) si alguien lo va a hacer, voy a ser yo.

                                   

“¿Por qué no yo? Y da el ejemplo de que las personas pueden hacer literalmente cualquier cosa “.

                                   

Ahora, es el mundo que presta atención a la palabra de Barrett. Un video del gerente de Clase AA Harrisburg (Pa.) Matthew Lecroy informando a Barrett que se dirigía a las ligas mayores despegó en las redes sociales. Si alguien dudaba de las emociones orgánicas de ese momento, bueno, digamos que Barrett no puede superar ninguna mención de su esposa, Kendyl, y su apoyo sin desmoronarse.

                                   

“Me emociona, solo pensar en eso”, dijo. “La llamé para decirle” volveremos “.

                                   

“Ella fue básicamente mi enfermera durante dos años. Ha sido increible. Ella ha sido mi roca. No solo ella, mi familia. Esta organización ha sido increíble. Primero, está tratando de lanzar una pelota. Luego es: ‘Volvamos a lanzar’. Y siempre ha estado en mi mente desde el primer día: no tiene sentido comenzar a jugar de nuevo si no vas a lograr volver a las grandes ligas. p>                                   

“Es por eso que estoy aquí. Es por eso que lo hice “.

                                   

RELOJ:Barrett es llamado a las mayores

                                   

PRINCIPE NUEVO:Este Will Smith está dando un impulso a los Dodgers

                                   

En el camino, se inspiró en otros que también enfrentaron probabilidades casi insuperables, como el relevista zurdo Jonny Venters, quien soportó tres cirugías Tommy John, más un trabajo de reparación, y se perdió cinco temporadas antes de regresar a las grandes ligas en 2018 .

                                   

Barrett trabajó con Venters en Atlanta en su camino de regreso, y ahora el casillero de Venters está junto a él en la casa club de los Nacionales, aunque Venters está fuera por la temporada con una cápsula de hombro rota.

                                   

Fue Barrett quien no solo hizo el trabajo sino que también floreció, comenzando con 20 apariciones en el balón de novato en 2018. En Harrisburg esta temporada, ponchó 62 en 52 entradas, con un WHIP de 1.05 mientras servía como faro para el jugadores más jóvenes allí.

                                   

Tenían un muy buen ejemplo a seguir.

                                   

“Hay momentos en que no sabía si lo superaría”, dice. “El dolor fue demasiado. No pude soportarlo. No soy un renunciador. Nunca ha sido. Lo encontré dentro de mí mismo para seguir avanzando.

                                   

“Hay momentos en que no sabía si lo superaría”, dice Barrett. “El dolor fue demasiado. No pude soportarlo. No soy un renunciador. Nunca ha sido. Lo encontré dentro de mí mismo para seguir avanzando.

                                   

“Lo dije todo el tiempo: cuando regrese, será una gran historia de regreso”.

                                   

Y ahora el sueño se ha hecho realidad.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  

                     

    

Leer más

Leave a Comment